Felicidad amarilla

Desde que era joven, digo, más joven (jaja) siempre me ha gustado, he vestido y decorado de tonalidades amarillas, este es un color que evoca la felicidad, la creatividad y el positivismo, característica con las cuales sin duda alguna me siento identificada, ya sabrán ustedes mi reacción al ver este traje de baño de una pieza que me confecciono la marca con base en República Dominicana Coconat SwinWear ¡Amor a primera vista!

Lo que ocurrió con esta pieza es super interesante ya que para esas fechas estaba en preparación de maletas para la actividad de Cuerpos Hot en donde estuve participando este verano, y a pesar de que tenía muchísimas opciones de trajes de baños para lucir con ninguno me sentía del todo cómoda, es como esa sensación de que algo falta ¿Les ha pasado?

Luego vi este modelo con escote trasero, tirantes finos y en el color que se estima sea uno de los más llevados en el 2018, lo probé y lo siguiente que recuerdo es estar en una piscina en casa de campo en un photoshoot con mi equipo de trabajo, literalmente: fui feliz ¿feliz? Si, lejos del lujo con que la gente lo relaciona o los bienes materiales la felicidad viene en un frasco muy pequeño y difícil de ver.

Esta común y quizás Sosa experiencia me ayudó a comprenden algo que siempre he tratado de predicar y es que al final de esto trata realmente la moda, y la vida también, de hacer eso que te hace feliz, que te hace vibrar, de llevar la ropa con que te sientas cómoda, aunque no sea tendencia, de vivir sin limitantes ni paradigmas…

This post is also available in: English (Inglés)

Se la primera en comentar

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *