Todo Es la ACTITUD!

Si algo definitivamente aprendí de Coco Chanel es que en la elegancia encuentra su punto exacto es la sencillez, no es necesario cargarse de todo para expresar mucho, claro es una cuestión de personalidad y estilo personal pero siempre he sido partidaria de que pocos elementos bien fusionados dan mejor resultado que muchas otras combinaciones y fue esto justamente lo que me paso con este look, les cuento:

En los 90’s  era común ver los vestidos lingerie o sleep dress, inspirados como su nombre lo dice en la lencería, aun vemos  muchas fotos de alfombras rojas donde personalidades como Kate Moss lo utilizaban, normalmente en tela de satín y con finos tiros, decorados con encaje en la parte inferior, hasta hace poco no los habíamos vuelto a ver sin embargo el a; o pasado regresaron y tal como paso en los años 90 solo la mas arriesgadas optaron por llevarlo, hoy tenia un desayuno junto a unas cuantas amigas en un restaurante en el centro, algo relajado… no había buscado un look y al abrir mi guardarropa en el área de los vestidos lo primero que vi fue esto, lo pensé, lo vi y dije ¿Por qué no? Si, lo sé, Jesse también pensó lo mismo pero ¿Por qué no? Me rete a mi misma a combinar dos piezas básicas mi hermoso vestidito blanco inspirado en lencería con stilettos nude (OJO: Chicas si aun no tiene sus zapatos de puntas nude deben comprarlo ya mismo, es el zapato mas funcional de todo el mundo) y así mientras me cambiaba recordaba las palabras de Chanel sobre la simpleza de la elegancia y pasaba por mi mente lo que Carolina Herrera siempre ha plasmado en sus diseños con sus siluetas clásicas y femeninas que se alejan de todo lo barroco y escandaloso, mi anillo de casada y un reloj clásico ¿Algo mas? Mis must have sunglasses al estilo setentero #Trend acompañados de unas beach natural waves y ya estaba mas que lista para mi desayuno.

Si algo definitivamente aprendí con este look es que no es lo que lleves sino COMO lo lleves, la actitud es el 99% del juego, el resto es la ropa, cuando estés cómoda contigo misma eso se proyectará a los demás, cuando te sientas bien te veras bien así sea con una bolsa plástica como vestido…Mmmm quizás debería intentarlo, ja ja es broma…

Pero en serio chicas, primero trabajemos desde dentro nuestra belleza interior y luego trabajemos la exterior, quise pararme un momento antes de ir a buscar a las niñas al colegio para dejarles esta reflexión que sin duda alguna todos deberíamos analizar.

 

 

 

Corrector de Estilo: Eddy Gomez

Se la primera en comentar

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *