Samaná, un paraíso en República Dominicana

 

I’m back babes …

Estos meses han sido de intensos viajes, algunos por trabajo, otro por turismo e incluso por cuestiones familiares, el trabajo de Jessy nos lleva a estar constantemente en movimiento, pero para finalizar el año queríamos algo distinto, algo diferente… ¿Japón? ¿Tailandia? ¿Roma? ¡Samaná!
Si, República Dominicana!
Samaná un espacio bellísimo que conecta el territorio en que nací con un pedacito de cielo, es un lugar destinado a un turismo de pareja o familiar y en el cual puedes realizar desde surf hasta turismo ecológico. Tanto el hospedaje como la comida es sumamente rica y con un precio bastante cómodo. De hecho el famoso pescado con coco ¿lo han escuchado? Es acá en donde mejor lo hacen, bueno, la verdad los samanences preparan todo con coco; arroz con coco, pescado con coco, dulce de coco… Esta fruta tropical es el ingrediente predilecto por los locales…

¿Qué hicimos?

Bueno, las niñas, Jessy y yo siempre buscamos cosas por hacer en la que todos nos divirtamos, y desde que nos hicimos a la idea de que iríamos a visitar esa zona lo primero que nos llegó a la mente fue visitar el hermoso “Salto del limón”, una cascada majestuosa poseedora de agua súper fría en el tope de una montaña a la cual se puede accesar cabalgando, es un paisaje virgen que te evoca a conectarte con la naturaleza en todos sus sentidos.

¿Cayo levantado?

Si eres amante de los balnearios (como mis pequeñas) es una parada obligatoria. Se acceda a él mediante embarcación y una vez aquí puedes disfrutar de una isla pequeña en medio de la nada donde aún los peces se acercan a tus pies en el agua y el agua se nota en un tono turquesa bellísimo.

Por cierto, visitar los manglares de los haitises es una experiencia única y se puede unificar con el recorrido hacia Cayo Levantado.

Fueron unos días en los cuales me aleje un poco de las redes sociales (y use más trajes de baños que las actrices de #BayWatch jaja), ya en serio… Me enfoqué en disfrutar todo lo que estaba pasando a mi alrededor, y creo que esto me enseñó que en este nuevo año motivara a quienes me leen y me siguen a fijarse en los pequeños detalles que hacen su vida extraordinaria, esas pequeñas “cositas” que sin ellas no fuéramos iguales…
Visitar Samaná, que debo confesar fue mi segunda vez a pesar de ser Dominicana me enseñó que no necesitas una torre Eiffel en frente o un restaurante en Praga para ser feliz, que con tener tus seres querido al lado, aún en un lugar remoto es lo que realmente te llenará de energía, de paz, de motivación para recibir un nuevo año con la mejor vibra y una sonrisa.

Feliz 2018 amores…

This post is also available in: English (Inglés)

7 Responses
  • Nadia
    enero 26, 2018

    Divino todo. Tienes una belleza exotica. Te admiro y a tu marido mas. Tienes dos hermosas chiquitas. Me encanta tu sencillez. Bendiciones.

  • Marina Blumenthal
    enero 28, 2018

    Muero x ir a Samana!! mi próximo destino en mi adorada RD

    • Yisney Terrero
      enero 29, 2018

      Siiiiii

  • AG
    marzo 27, 2018

    Gracias por todo. Samana es espectacular y te falto Playa Rincon. Yo no me canso de destacar la sensualidad tuya, eres una mujer que despierta pasiones , tu fotos uffffff ….y lo difícil es que lo combinas siendo una excelente madre y esposa. Para mi es una combinación perfecta que mantendrá a tu dichoso esposo siempre “aficiao” como decimos jaja.

    • Yisney Terrero
      abril 25, 2018

      Muchas gracias!

  • Yadi
    marzo 27, 2018

    Me encanta todo!!
    Por cierto, de donde son tus trajes de baño? Están hermosos!

    • Yisney Terrero
      abril 25, 2018

      Gracias! De Coconutswin Wear

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *